¿Por qué por más que me tallo la piel no se quita la mancha?

No Comments 1994 Views0


SKIDERMA_AL TALLAR NO SE QUITA LA MANCHA

Dermatip del día: ¿Por qué por más que me tallo la piel no se quita la mancha?

La verdad es que entre más se talle, menos se va a quitar.

La melanosis por fricción es un oscurecimiento de la piel que puede ser difusa o de aspecto moteado. Aparece en áreas de pliegues como cuello, axilas, ingles, y en zonas de salientes óseas como espalda, codos y rodillas y se debe a la irritación mecánica repetida en la piel.

La piel cuando se talla no solo se oscurece, también se puede engrosar y dar comezón. El tallar la piel de manera frecuente disminuye su función de barrera protectora al eliminar la capa de sebo y queratina. A consecuencia la piel se vuelve más sensible y seca, se irrita fácilmente y está más predispuesta a infectarse.

Las personas de piel morena son más predispuestas a mancharse con el tallado constante. Esta pigmentación puede aparecer desde 3 meses hasta años depués de iniciada la fricción.

Cualquier mecanismo que irrite la piel puede ocasionar la mancha: el rascado, el rasurado, presionar o apoyar la piel constantemente contra superficies duras, utilizar cepillos duros, estropajos o zacates para limpiar la piel. También el usar toallas y prendas de fibras ásperas como nylon pueden provocar el oscurecimiento gradual de la piel.

La exfoliación de la piel debe ser periódica, no diaria o muy frecuente por que a la larga también podría provocar manchas o en su caso empeorarlas. Las pomadas de uso en casa tipo “scrub” (tienen granulitos para exfoliar piel) se recomiendan usarse de 2 a 3 veces por semana. El masaje debe ser suave y de duración de 5 minutos. Las exfoliaciones profesionales con microdermoabrador se recomiendan realizarse cada 3 a 4 semanas para dejar suficiente tiempo a la piel para recuperarse y renovar todas sus capas.

La melanosis por fricción se puede confundir con la Acantosis Nigricans, que es un oscurecimiento de la piel de aspecto parecido, pero que se debe a otras causas en el organismo como resistencia a la insulina y sobrepeso. En estos casos es importante tratar las causas de base para mejorar la pigmentación de la piel.

Para lavar la piel no es necesario tallarla. Se pueden usar objetos como esponjas suaves o red de baño que no friccionen o tallen.

Para disminuir la mancha lo primero que hay que hacer es evitar el tallado o rascado de la piel. Ningún tratamiento va a ofrecer un buen resultado mientras se continúe con el estímulo que provoca oscurecimiento de la piel.

En las áreas expuestas al sol como cuello y codos lo ideal es añadir un protector solar al tratamiento, ya que el sol contribuye a que la mancha se broncee. Como tratamiento tópico las cremas con urea y dimetilsulfóxido ayudan a disminuir el tono de la mancha. Existen otras opciones con despigmentantes aplicados más potentes que requieren prescripción médica. También se puede recurrir a la luz pulsada intensa (IPL) para mejorar el aspecto de la mancha. El tratamiento puede ser largo, de varios meses, ya que este tipo de pigmento es muy difícil de eliminar.

Recuerda que el tallar para quitar manchas sólo funciona con la ropa y los trastes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *